dscn1951escaladaDel miércoles 12 al viernes 14 de marzo, justo antes de las vacaciones de Semana Santa, un total de veinte alumnos y alumnas de 4º A, acompañados de los profesores María Granado y Pablo Hermida, participaron en un encuentro en el aula de la naturaleza Los Chozos de Alburquerque. En este encuentro, uno de los platos fuertes del proyecto MUDALMUNDO que viene realizando el colectivo CALA en catorce centros educativos de Extremadura, tuvimos la oportunidad de convivir con un grupo de alumnos y profesores del IES San Martín de Talayuela. Los protagonistas del encuentro te cuentan sus experiencias, que ilustran con unas cuantas fotos.

 

 

 

VIAJE Y LLEGADA

A decir verdad, nuestro viaje a Alburquerque no empezó el día 12 de marzo sino el día anterior, preparándolo todo. Incluso yo diría que empezó meses antes, cuando se nos comunicó la noticia y la acogimos llenos de ilusión. Estos meses de espera no hicieron más que acrecentar nuestras ganas, nuestros nervios, nuestras incertidumbres. ¿Cómo sería aquello? ¿Cómo serían los del otro instituto? El autobús llega y ya no hay vuelta atrás. Recogemos a los alumnos de Talayuela. Parecemos distanciados. (...) Parece mentira cómo nos hemos adaptado los unos a los otros en tan poco tiempo. (CARMEN)

Llegamos y se respiraba aire limpio, puro; se respiraba tranquilidad. Cogimos las maletas y nos dirigimos a los chozos, que compartimos con la gente de Talayuela. (MELISSA)

 

LAS DINÁMICAS Y LOS JUEGOS

Nada más llegar al albergue dejamos las bolsas en los chozos asignados y nos pusimos a hacer dinámicas. (ESTHER)

Desde la mañanita, después de desayunar ya estábamos haciendo dinámicas, ¡y cómo me costaba! Pero bueno, la gente iba despertándose y los monitores nos animaban a participar. Cada vez que terminábamos las dinámicas, reflexionábamos sobre ellas y de cada una creo que todos aprendimos un poquito. (MELISSA)

Me gustó cuando comentábamos las dinámicas y exponíamos nuestras ideas. Se asemejaban a la vida real. (ANTONIO)

Estuvimos haciendo dinámicas sobre la inmigración. En una nos hicimos pasar por inmigrantes y nos dimos cuenta de lo difícil que es pasar la frontera. (ESTHER)

La dinámica de “Pasaporte al paraíso” ha sido muy interesante. Es interesante ponerte en la piel de los demás y es ahí cuando sabes qué estarías dispuesto a dar, qué estarías dispuesto a hacer por conseguir tu propósito. Y sabes que estas situaciones son reales, que se repiten cada día miles de veces. Entonces es cuando de verdad te planteas que hay un problema y debemos aprender a solucionarlo. (CARMEN)

Hacíamos juegos muy didácticos y a la vez entretenidos que, a parte de hacernos pasar un rato agradable, nos dejaban una enseñanza. Uno de los juegos que más me llamó la atención fue el de la naranja, porque pudimos ver cómo hacemos lo que sea para conseguir lo que necesitamos, y el de pasar la frontera porque se ve lo difícil que es para un inmigrante llegar a otro país. (DAVID)

En uno de los juegos, nos dividimos en dos grupos (en mi caso estábamos Raquel, Dani de Talayuela y yo contra Sergio). Los dos queríamos conseguir la misma naranja; él para salvar a su hermana pequeña y nosotros a nuestra madre. Lo que no supimos averiguar es que él necesitaba sólo la pulpa y en vez de dialogar, puesto que nosotros sólo necesitábamos la piel, nos levantamos y fuimos a por Sergio hasta que la naranja explotó... (DÉBORA)

Me gustó mucho el juego que hicimos de decir cosas buenas de los demás. (BEATRIZ G.)

Realizamos muchas actividades, entre ellas algún juego nocturno en el que, la verdad, hubo gente que pasó bastante miedo. También hicimos dinámicas de grupo y muchos más juegos muy interesantes. (RAQUEL)

La primera noche nos contaron una historia de miedo y nos dijeron que fuésemos por grupos a buscar las pistas que estaban en el campo. ¡Sorpresa! Los profes y monitores estaban disfrazados y escondidos para darnos sustos. (ESTHER)

El jueves, después de cenar, hicimos un juego que se inventaron los profesores. Era una especie de parchís humano. Estábamos por equipos y teníamos que superar pruebas de dibujo, mímica y tabú para llegar a la casilla final. (SERGIO H.)

El último día hicimos un juego al aire libre, en el campo, con un espejo para descubrir lo que la naturaleza esconde. (ESTHER)

 

NUESTROS ANFITRIONES Y ACOMPAÑANTES

Debo decir que tanto los monitores (Domingo, Miguel y Leticia) como las cocineras, los compañeros de Talayuela y los profesores nos han hecho pasar unos días inolvidables que esperamos repetir en cuanto sea posible. (CARMEN)

Los monitores son muy simpáticos y se han portado muy bien y, claro, eso siempre ayuda a que una dinámica salga mejor. Domingo y Miguel lo han hecho todo perfecto gracias a su simpatía. (ÁLVARO)

 

LA CONVIVENCIA

Estuvimos todos muy bien y no hubo malos rollos. Los chicos y chicas de Talayuela me cayeron muy bien y cogimos rápidamente confianza con ellos. (JUDITH)

Los juegos para conocernos fueron lo mejor, y desde el primer momento cogimos todos bastante confianza. (...) Creo que me he unido mucho más a algunos de mis compañeros y he conocido mejor a la gente con la que no tenía mucho roce. (VIRGINIA)

La hora de desayuno, comida y cena eran también buenos momentos, ya que compartíamos todos la misma mesa y nos relacionábamos hasta con los profesores. (DAVID)

La convivencia fue genial y, a pesar de que el grupo de Talayuela era muy reducido, creo que se sintieron bastante bien con nosotros e hicimos muy buenas amistades con ellos. (RAQUEL)

 

ORGANIZACIÓN, COMIDA E INSTALACIONES

La comida también era bastante buena, ni comparación con lo que quizá nos imaginábamos. Muchos productos eran ecológicos y consumíamos algunos productos de comercio justo. (RAQUEL)

Las instalaciones me gustaron aunque se podían mejorar, como por ejemplo las duchas, que se podían hacer más grandes. En cuanto a la comida, perfecta. Hay que felicitar a las cocineras. (BORJA)

Los horarios eran un poco raros porque comíamos a las dos, a las cuatro y media ya estábamos merendando, y cenábamos a las ocho y media. (BEATRIZ G.)

 

DESPEDIDA Y BALANCE FINAL

Al final evaluamos con los monitores y con los profesores todo lo que habíamos hecho en esos días. (ESTHER)

En la despedida hicimos un superabrazo, nos pusimos todos en fila y nos enrollamos en espiral. (DÉBORA)

Yo repetiría esta experiencia todos los años puesto que, además de aprender jugando, hemos hecho un montón de amigos, y seguimos hablando con la gente de Talayuela. (DÉBORA)

No me gustó que fuese tan corto. Tampoco que me duchase y saliese oliendo a lejía, pero, quitando esto, ha sido una gran excursión y gracias a esto podemos compartir lo que hemos aprendido con otros grupos, que es muy importante. (DAVID)

Todo fue genial: los monitores, las cocineras, el paseo por la dehesa, un paseo distinto, las noches de risas, caídas por el campo, la convivencia entre nosotros, el tema de las placas solares, el levantarte y ver un poni paseando cerca del chozo... Una experiencia inolvidable y que me gustaría repetir. (MELISSA)

Han sido días cortos pero muy intensos y cargados de mucha diversión y, por otro lado, aprendizaje, que creo que es algo fundamental, tanto en convivencia como en las dinámicas y demás. (...) Ahora sólo queda terminar el proyecto con las actividades que tenemos asignadas, y espero que resulten interesantes para los demás cursos y les entre el gusanillo. (SERGIO S.)

 

 Ver fotos

 

 

PROYECTO MUDALMUNDO  

 

logo fse

DOCUMENTO DEL MES

Canciones con valores

ValorArte

Música Viva

musicaviva

Conciertos Didácticos

cartel vdef

Archipiélago Sonoro

archipielago 2

Menciones Especiales

 Diploma Premio nacional

sello buena practica 

Premio Tomas Garcia Verdejo